CARGANDO...

Matraca: “Quiero repetir lo que pasó en la Copa de 2014”
Admirador de Sergio Ramos, es uno de los capitanes de Bolívar. Luis Alberto Gutiérrez se siente en deuda con los bolivaristas.

Matraca: “Quiero repetir lo que pasó en la Copa de 2014”

Lunes 10, febrero 2020

Pagina Siete

FOTO ARCHIVO: bolivar.com.bo

Admirador de Sergio Ramos, es uno de los capitanes de Bolívar. Luis Alberto Gutiérrez se siente en deuda con los bolivaristas.

Paola Calle  / La Paz

Es  exigente en la cancha. Guía a  los jóvenes. Tiene la experiencia de  cinco vueltas olímpicas en Bolívar.  Luis Gutiérrez, uno de los capitanes celestes, cumplió  siete años en el “club más grande de Bolivia”.

Matraca le dicen  los periodistas, sus compañeros y los hinchas. Pero él no recuerda quién le puso el apodo. Es de los primeros jugadores en llegar a Tembladerani  y siempre lo hace con buena energía, una sonrisa y  bromas de por medio. La buena vibra en el plantel celeste tiene el sello de Gutiérrez.

 Jugó en Oriente Petrolero, Blooming, Kyriat Shmona, Esporte Club Bahía, Atlético Patronato y en Bolívar. Lleva 18 años como jugador. Es admirador de Sergio Ramos. 

 Su familia le tiene mucho cariño a la Academia, siempre lo acompañan en sus partidos. La meta de Guti en su paso por Bolívar es  que lo recuerden “como una buena persona”.

¿Quién es Luis Gutiérrez?

Mucha de la gente no me conoce, me conoce como futbolista, pero, bueno, me considero una persona muy humilde, respetuosa, profesional en mi trabajo, en lo que hago. Y, bueno, si algún día dejo el fútbol, o dejo de estar en Bolívar, que el hincha me recuerde como el buen profesional, yo siempre trato de ser una buena persona, bastante respetuosa  con los demás,  muy alegre, como la mayoría de los que cubren Bolívar me conocen, trato de ser muy alegre en todo momento  y así me gustaría que me recuerden.

Luis Gutiérrez en su paso por Atlético Patronato,  en  2013.

¿Cómo decide ser futbolista?

A temprana  edad mis padres me llevaban a entrenar a la Tahuichi, ahí comencé, y  me fue gustando y gracias a Dios me fue bien. Me inicié como profesional en Oriente Petrolero, me dediqué al 100%   al fútbol porque tuve la oportunidad de jugar en primera a los 18 años, es una cuestión que uno tiene desde chico. Así empecé y gracias a Dios la carrera que he tenido es extensa. Me ha ayudado a crecer como persona y también como futbolista.

¿Cree que el sueño de algunos jugadores es llegar a un grande  como Bolívar?

Sí, yo creo que sí, una de las metas era jugar en uno de los equipos más grandes y llegar a Bolívar. Fue algo muy grato  porque me llamó Guido Loayza para contar conmigo en 2013 y desde ese entonces estoy aquí en Bolívar y la verdad muy contento de llegar a un equipo de la envergadura de Bolívar y ganar muchos títulos aquí me ha servido para mi carrera.

 ¿Cómo decidió ser defensor?

Cuando era chico los profesores -por mi estatura, por mi físico- decidieron ponerme ahí, pero igual me gusta. Yo comencé como lateral izquierdo y hasta en la selección nacional jugué en esa posición y ya con el tiempo pasé a ser marcador central. Me gusta mi posición, es una posición donde siempre he tratado de sobresalir y bueno esa posición me gusta mucho, desde chico la jugué y aquí estamos.

También es la posición más criticada por el hincha...

 Somos el último hombre, estamos después del arquero, es una posición donde hay que tener mucha concentración, porque un error en defensa cuesta muy caro. Lo tomamos con mucha responsabilidad y esa es la posición donde estamos y tenemos que tomarla como se debe.

¿Cómo se da el apodo de Matraca?

(Piensa y sonríe) Mire hasta ahora me lo han preguntando y en varios años no he podido responder, porque no se quién me lo puso. Las veces que yo vine a La Paz, cuando yo jugaba en Oriente, me decían Matraca algunos periodistas  y desde ahí se me quedó ese apodo y  me quedé con eso. Cuando llegué a Bolívar se me quedó y no sé hasta ahora quién fue el que me puso ese apodo.

  ¿Qué representa para usted ser capitán de Bolívar?

Las veces que llevé el cintillo fue  por la ausencia de (Juan Carlos) Arce, o no estaba (Juan Miguel) Callejón, es un orgullo, se siente muy bien llevar el cintillo, es una responsabilidad enorme, y más yo, que anteriores jugadores con mucha historia en Bolívar lo han llevado, entonces es un orgullo que me tengan  en cuenta como uno de los capitanes y aparte es una responsabilidad enorme ser capitán de un club tan grande.

 ¿Anotar su nombre en la historia de Bolívar es complicado?

La verdad que sí,  es difícil, el hincha de Bolívar es muy exigente, siempre tienes que estar al 100% en cada partido. Desde que llegué sentí siempre el cariño de la hinchada, nos ha ido bien a nivel local como a nivel internacional, con este llevo cinco títulos y creo que me he ganado el cariño de la hinchada y he sabido recibirlo. En esa parte me siento bien y contento.

¿Cuánto lo marcó 2014?

 Mucho, ahora estamos en  2020 y seguimos recordando, somos pocos los que hemos quedado de esa época, Arce y yo, y bueno esa es la deuda que tenemos. Me marcó mucho como jugador y también me sirvió mucho,  siempre lo voy a llevar en el recuerdo, pero mi objetivo no es quedarme con lo que pasó el 2014, yo quiero repetirlo, queremos hacer una buena copa y esperemos que este año se dé. 

 ¿Su familia es hincha de Bolívar?

La verdad que le tenemos mucho cariño al club, mi familia siempre  me apoya donde yo voy, pero Bolívar es diferente porque estamos bastante tiempo, para mí es mi casa , donde pasé la mayor parte de mi carrera y recibí el respaldo de todos los dirigentes. Yo me considero muy querido aquí en el club y de seguro que el día que me toque irme de Bolívar lo seguiré donde esté.

¿Qué le falta conseguir con Bolívar?

A nivel internacional tenemos esta deuda con el hincha y con nosotros mismos, esperemos saldar eso porque el objetivo nos lo trazamos cada año.

   ¿Cómo fue su experiencia en el exterior?

Gracias a Dios tuve la oportunidad de estar en tres países, en temas de organización, en tema canchas  es diferente a Bolivia, pero considero que el futbolista boliviano tiene las condiciones para salir a cualquier equipo, los jugadores tienen que tener el objetivo primero de llegar a la selección y de ahí mostrar su fútbol para salir. En el lado futbolístico no hay grandes diferencias, el fútbol boliviano ha crecido bastante. La diferencia entre el fútbol boliviano y el de afuera son las que ya dije, estadios, infraestructura, es lo único, en Bolivia tenemos mucho talento futbolístico.
 

¿Le gustaría quedarse como referente de Bolívar?

Claro que sí, primero no he pensado qué voy hacer después, pero sí tengo en mente primero acabar bien mi carrera y  vamos a ver más adelante en qué proyectos puedo interiorizarme y llevar una vida más tranquila después de tantos años de fútbol.

 ¿Le gustaría terminar su carrera en Bolívar?

La verdad cuesta, me puse a pensar que en algún momento todo tiene que acabar porque uno vive del físico y a veces, con el tiempo, las cosas pasan y no podemos estar en un nivel competitivo, pero  depende de cómo se sienta uno, yo por el momento me siento muy bien. El día que el cuerpo no me permita seguir en un nivel óptimo voy a pensar en retirarme. Por el momento no lo he pensado, estoy bien  y de tanto cariño que le tengo al club, si se da la posibilidad de retirarme en Bolívar, obviamente lo haré con mucho gusto, pero lo haré de aquí a muchos años. Me siento muy bien y espero seguir.

 ¿Con qué momento se queda de Bolívar?

La verdad que todos me han dejado una enseñanza y he aprendido de todos, uno siempre quiere captar las cosas buenas que le enseñan, pero lo que más me marcó fue la época del bicampeonato y de la Copa Libertadores. Llegar a la semifinal  fue el año que más me marcó, uno no recuerda sólo a los jugadores que estaban ahí, sino a la gente y hasta ahora tengo los mejores recuerdos.

 ¿Qué mensaje les transmite a los jóvenes?

Hay que enseñarles la responsabilidad, que el fútbol no es para siempre. He tenido compañeros que eran muy buenos y al siguiente año la suerte no  los acompaña. El fútbol es el presente, es el día a día, hay que enseñarles eso, que lo vean como una profesión, con mucho compromiso.

¿Qué significa la Academia para Matraca?

Bolívar para mí es un equipo histórico a nivel nacional y reconocido a nivel internacional. Bolívar es mucho más grande de lo que se ve adentro.
 

¿Bromista dentro y fuera la cancha?

Yo hago las bromas (sonríe). Pero en la cancha es diferente, lo tomo todo con mucha seriedad y cuando no salen las cosas, me molesto conmigo mismo.

 

“Las opiniones expresadas en esta noticia son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de bolivar.com.bo”

Bolivar
Búsqueda personalizada
PROXIMO PARTIDO
Club Bolívar VS
Local
Torneo Apertura 2020
Wilstermann

 


 

PARTIDO ANTERIOR

Club Bolívar 2 : 0
VS

C. Libertadores 2020
Tigre (ARG)