CARGANDO...

Fidencio Oviedo: ‘Con Bolívar se puede lograr cosas grandes’
El volante habla de sus objetivos con la Academia para la temporada y sus vivencias en el fútbol.

Fidencio Oviedo: ‘Con Bolívar se puede lograr cosas grandes’

Jueves 16, enero 2020

La Razon

El volante habla de sus objetivos con la Academia para la temporada y sus vivencias en el fútbol.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

17:28 / 15 de enero de 2020

El paraguayo Fidencio Oviedo es uno de los rostros nuevos de Bolívar para esta temporada. El volante habla de sus objetivos con la Academia para la temporada.

—¿Cómo se hizo futbolista?

—Nací en Presidente Franco (Paraguay) y luego me llevaron a Ciudad del Este donde viví más tiempo, es la frontera con Brasil y el hecho de estar ahí hizo que uno se contagie de fútbol, porque es una ciudad muy futbolera.

Foz de Iguazu (Brasil) está al otro lado, entonces tuve relación con la gente de ese país y ahí nació la afición por jugar.

—¿Cómo fue su adolescencia?

—Complicada porque tuve que ayudar a mi familia a temprana edad. Colaboré a mi mamá porque quedé como el único hombre de la casa debido a la separación de mis padres. Eso me enseñó a madurar bastante.

—¿Por esa situación hizo otras actividades al margen del fútbol?

—Sí, aprendí mecánica, trabajé como ayudante, luego perfeccioné esa actividad primero con motos y después en un taller de equipamiento de autos. Era un trabajo duro que me ayudó a comprender la vida y sobre todo a ser responsable, cuando se compone una máquina se debe dejar todo en buenas condiciones. De esa forma empecé a manejar vehículos y ayudé a mi mamá en el traslado de mercadería porque ella se dedica al comercio.

—¿Cómo inicia su recorrido en el fútbol?

—Es una historia larga. Debuté a los 18, en el club Libertad en Paraguay y desde ahí seguí en primera división. Me hicieron jugar en diferentes posiciones, desde marcador central, volante por afuera, volante de contención siempre en la parte de atrás, primero buscando recuperar el balón y luego armar juego y rompiendo líneas rivales.

—¿Por qué dice que se siente un privilegiado?

—Privilegiado y agradecido al fútbol por todo lo que me dio. Debuté en Libertad, jugué en Cerro Porteño y Guaraní, clubes de mucha tradición e historia en mi país. Siempre trabajé con mucha humildad y sacrificio, manteniendo los pies sobre la tierra y hoy estoy acá para tratar de cumplir sueños.

Tuve la suerte de jugar en Chile y en la Argentina, países con tradición futbolera donde la gente es muy exigente y ahora estoy en Bolívar. Siempre me tocó estar en clubes grandes, por eso me siento un privilegiado.

—¿Cómo llega a la selección paraguaya?

—Porque mostré capacidad futbolística, se me presentó la opción de llegar a vestir la camiseta de la selección de mí país y eso cambió mi vida.

Pude llegar siendo del interior del país. Me tocó pelear lealmente con 1.000 futbolistas que luchan por estar ahí.

Cada que toco este tema me emociono, porque salir del interior para llegar a la selección cuesta bastante.

—¿En Bolívar se verá a un jugar experimentado?

—Sí. Haber jugado en la selección paraguaya, en Chile y Argentina a uno le deja grandes enseñanzas, experiencias y sobre todo le obliga a crecer.

Aparte me gusta ver fútbol de todo el mundo, sigo a los jugadores paraguayos que andan por el exterior.

Sé de jugadores que se naturalizaron bolivianos como Luis y Arturo Galarza y Pablo Escobar que defendieron la camiseta del país y rindieron al máximo en sus clubes.

También conozco a Teodoro Paredes, Nelson Cabrera que pasó por el club y ahora está en Always Ready. Seguramente me veré con Ismael Benegas, que fue mi compañero en Libertad, entonces me siento contento por haber elegido Bolivia y a Bolívar.

—¿Por qué eligio Bolívar?

—Primero que nada el club me eligió y me habló, eso para mi es un honor porque Bolívar es un grande en Sudamérica, con Bolívar se pueden lograr cosas grandes porque es un grande. Al primer contacto que se dio dije que sí, porque es un club conocido en el contexto sudamericano y con un historial importante. Aparte para mí es un desafío importante volver a jugar una Copa Libertadores de América, ya tuve esa experiencia con Cerro Porteño, pero volver a sentir aquello es otra vivencia. De inicio me recibieron bien, como si ya me conocieran, eso me deja contento.

—¿Cómo avanza su adaptación y trabajo?

—Pensé que me iba a costar, pero me siento bien durante estos días que estamos entrenando. Estoy trabajando bien la parte física y de a poco mejorando este aspecto que en el fútbol es muy importante. Como refuerzo tengo que marcar la diferencia y aportar al conjunto.

—Se habla de actos de indisciplina suyos en clubes anteriores...

—Donde voy siempre me preguntan lo mismo, después termino demostrando lo contrario. Yo vengo a trabajar, a dejar lo máximo por la gente del club que confío en mí.

No niego que en el pasado cometí errores, pero esos errores me enseñaron a salir adelante y sobre todo a aprender.

Hoy solamente me enfoco en lo que es el fútbol y a defender la camiseta que me toca vestir. Cometí errores que me enseñaron a madurar, pero ahora en mi cabeza está aportar a Bolívar.

—¿Cómo analiza a los rivales de Copa Libertadores de América?

—La participación en Copa Libertadores es difícil, por eso debemos ser conscientes que debemos hacernos fuertes como locales, solo pensar en ganar y no ceder unidades, después como visitante tratar de sumar.

El tema de la altitud debemos hacerlo jugar a nuestro favor. Recuerdo que cuando jugué acá con mi selección fue difícil, uno se ahoga, se cansa, por ello la intensidad que se ponga en el juego puede hacer la diferencia.

—¿Qué le pareció La Paz?

—Es una ciudad moderna, ya la había visitado con la selección paraguaya, pero no tuve tiempo para recorrerla ahora en estos pocos días que llevo acá ya pude trasladarme en el teleférico y observar lo hermosa que es la ciudad, tiene muchos atractivos y vistas espectaculares.

Fidencio junto a su esposa e hija en una postal navideña. Foto: Familia Oviedo

Perfil

Nombre: Fidencio Oviedo Domínguez.

Nacimiento: Presidente Franco, Paraguay, el 30 de mayo de 1987.

Familia: Catherine Coronel (esposa); Máximo, Gennaro, Maia Guadalupe y Heilen (hijos); Fidencio y Ubalda (padres); Liliana, Ana Carolina y Benito Gabriel (hermanos).

“Las opiniones expresadas en esta noticia son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de bolivar.com.bo”

Bolivar
Búsqueda personalizada
PROXIMO PARTIDO
Club Bolívar VS
Local
Torneo Apertura 2020
Wilstermann

 


 

PARTIDO ANTERIOR

Club Bolívar 2 : 0
VS

C. Libertadores 2020
Tigre (ARG)