CARGANDO...

Jugador Histórico
Oscar Carmelo Sanchez

Oscar Carmelo SanchezOscar Carmelo SanchezOscar Carmelo Sanchez

"En Bolívar encontré cosas muy buenas que me ayudaron en mi vida personal, con un cuerpo técnico que me ayudó mucho. Y cuando uno se siente bien y en confianza siempre trata de dar lo mejor."

16 julio 1971 al 23 noviembre 2007

Nota Extraida de un periodico local cuando Oscar Sanchez defendia la divisa celeste:

Del averno a la gloria celestial

Oscar Carmelo Sánchez, cochabambino, hincha de Aurora, conocido por todos como "el cabezón" había salido mal de su anterior equipo, donde en las buenas épocas no sólo era bastión de la defensa sino caudillo e ídolo de su hinchada.

Duras críticas se hicieron sobre su disciplina fuera del campo de juego, alguien incluso llegó a decir que no tenía remedio. Al verse sin equipo, el cabezón se había ofrecido al Bolívar y se encontró con que allí también había resistencia... "Me han dicho que es mal tipo" habría señalado el alto dirigente al que se le propusieron llevarlo a filas celestes. "Se va a romper el alma, es un ganador por excelencia, quiere una nueva oportunidad" habría sido la respuesta.

Tras idas y vueltas, tras anuncios y rectificaciones sobre su incorporación a la Academia, finalmente llegó el visto bueno, llegó con la prudencia de los que saben "primero tendré que ganarme la titularidad" dijo, él sabía que en la historia son pocos los que triunfaron en Bolívar a pesar de llegar con el expediente de haber sido "estrellas" en el otro grande de La Paz.

Ahora, integrado completamente al equipo, Oscar Carmelo recuerda que en Bolívar encontró mucho apoyo y confianza, aspectos que le ayudaron a superar los malos momentos. "En Bolívar encontré cosas muy buenas que me ayudaron en mi vida personal, con un cuerpo técnico que me ayudó mucho. Y cuando uno se siente bien y en confianza siempre trata de dar lo mejor. Eso ha permitido que en Bolívar esté rindiendo como estoy rindiendo".

Puede dar más

Oscar Sánchez rayó a gran nivel en el Torneo Apertura. Su regularidad en todos los partidos hizo que el técnico Vladimir Soria deposite toda su confianza en él para estructurar un trío de zagueros de mucha experiencia con Martín Lígori y Marcos Sandy.

Sin embargo, el sólido defensa cochabambino cree que todavía puede rendir más por lo que promete dar lo mejor de sí en el Torneo Clausura.

"Puedo dar mucho más, no he llegado todavía a mi tope. Tal vez el estar parado el año pasado mucho tiempo me ha hecho perder ritmo. Ahora estoy en ritmo de competencia y sé que puedo mejorar para hacer un buen campeonato con Bolívar", sostiene.

El apoyo de la hinchada

Las ironías de la vida han permitido que Oscar Sánchez pase de ser el más odiado a ser uno de los mimados por la hinchada de Bolívar. Ya no hay los insultos e improperios, ahora hay gritos de apoyo desde la tribuna.

Y en contrapartida, la hinchada que otrora lo idolatraba ha pasado a ser su enemiga y no le perdonan el hecho de pasarse a la vereda celeste.

Sánchez es consciente que en esta profesión el futbolista se debe al club que lo contrata. En ese marco, asegura que por esas cosas del destino le toca ahora brindarse al cien por cien por el club Bolívar.

"Recuerdo que en el partido ante Oriente, cuando me expulsó el árbitro, la gente protestó esa decisión y gritó mi nombre", rememora Sánchez en clara alusión a que el romance con el público celeste tiende a mejorar conforme pasan las fechas.

Compañeros y adversarios


Al llegar a Bolívar Sánchez se encontró con muchos futbolistas a los que antes tuvo que enfrentar. Pero los años en el fútbol y el hecho de compartir momentos decisivos en la Selección Nacional son aspectos que han permitido que la relación sea más fluida y fraterna, reconoce.

"Es una satisfacción venir a Bolívar y salir campeón. Creo que se formó una base sólida y se nota el compañerismo a la hora de pelear objetivos", reflexiona.

Oscar Sánchez tuvo una nueva oportunidad en el fútbol y no la desaprovechó. Hoy es titular inamovible en el cuadro de Vladimir Soria y su aporte futbolístico le permite ser uno de los pilares de este Bolívar campeón.